Viajes a:

viernes, 15 de noviembre de 2019

lunes, 30 de septiembre de 2019

El Tour de las Islas Plaza Sur.


Las Islas Plaza Sur, son pequeños islotes situados justo a la costa Oeste de la Isla de Santa Cruz, cuyo nombre se debe en honor a un presidente ecuatoriano.
Embarcadero de la isla de Baltra visto desde el Canal de Itabaca.
Para llegar hasta ellas, tocó nueva excursión hasta el canal de Itabaca, donde tomar un nuevo barco, esta vez, más grande y más cómodo que el resto de los que utilicé en todo este viaje.
Desembarcando en las islas Plaza Sur.
Como de costumbre la tripulación fue encantadora conmigo nada más preguntarnos a los turistas por nuestra nacionalidad, desde que les dije español de las islas Canarias, me convertí inmediatamente en el turista exótico del día, cansados como están de tanto gringo.
Iguanas Terrestres de las islas Plaza Sur.

El marinero, un señor algo mayor, el cocinero, otro viejito muy amable, y el guía, un ecuatoriano de talla muy corta, rápidamente me agasajaron por el tema de yo ser isleño como ellos. ¡Hay que ver cómo tienen idealizadas nuestras islas Canarias! ¡Y como preguntan por ellas! Se les queda cara de póker cuando les digo que lamentablemente mis amadas islas no tienen nada que ver con las de las de ellos desde el punto de vista de la fauna y de cómo el turismo las ha transformado.
Como de costumbre hicimos parada para el típico snorqueling, que no estuvo muy interesante hasta que  un enorme lobo marino salió de una roca inesperadamente, que me dio un buen susto por lo inesperado, y justo al regresarnos al barco aparecieron unos cuantos tiburones de aletas de puntas blancas.
Paisaje "rojo" por el Sesuvium de las islas Plaza Sur.


El desembarco en las islas Plaza Sur es seco, es decir, hay construido un pequeño desembarcadero artesanal de cemento, lo que hace posible bajar a tierra sin meter los pies en el agua de alguna playa.
Para ello se utiliza el pequeño bote auxiliar del barco grande, pero no garantiza la seguridad de que no te mojes, por ejemplo, nuestro guía, que fue el primero en saltar a tierra, pero como el desembarcadero estaba ocupado por una lobita marina con su cría, hizo que este resbalara y cayera al suelo de una manera muy cómica.

Su famosa flora de sesuvium de color rojo, a modo de alfombra entre las enormes octopuntias verdes, ofrece unos colores altamente singulares en las islas Galápagos, lo que le confiere otro toque de distinción a estos dos islotes volcánicos ya que lo normal es todas ellas, es la vegetación espinosa de matorral bajo.

A pesar del pequeño tamaño de las islas Plaza Sur, es posible avistar un gran número de especies de animales y aves, por lo que son muy populares entre los turistas.
Durante la pequeña caminata que se puede hacer, se puede subir a la pequeña colina de 23 metros de altitud sobre el nivel del mar, para disfrutar de unas vistas esplendidas, y en la escarpada orilla que hay en este punto, a modo de pequeño acantilado, anida un gran número de aves como la gaviota de cola bifurcada.
Gaviota de cola bifurcada.

Hay una gran colonia de iguanas terrestres de Galápagos, que tienen la particularidad de que algunas de ellas se han hibridado con las iguanas marinas que hay en todas las islas Galápagos.
Vimos varios ejemplares, pero tuve muy poca fortuna a la hora de fotografiarlos en estado adulto. 
En un extremo del islote se amontonan decenas de lobos marinos adultos, pero aún jóvenes, por lo que suelen ser derrotados en las confrontaciones con los grandes lobos marinos que cuidan sus harenes, así que acuden a este lugar a descansar, por eso, a ese punto se le conoce como el barranco de los solteros.

viernes, 27 de septiembre de 2019

Islas Plaza Sur | Islas Galápagos.

Nuevo vídeo para nuestro canal Youtube de este viaje por las islas Galápagos, en esta ocasión nos vamos a conocer las islas Plaza Sur.
En breve publicaré una entrada con las fotos y las explicaciones de lo que son estos islotes cercanos a la isla de Santa Cruz y lo que allí descubrí.
De momento, adelanto que en este pequeño y delicado lugar del planeta, entre sus praderas de sesuvium rojo, mora un animal único en el planeta, una hibridación entre la iguana marina de las Galápagos y la terrestre.

miércoles, 11 de septiembre de 2019

El Tour a la isla de Santa Fe.

La siguiente isla de las Galápagos en visitar por orden cronológico en este viaje, fue la de Santa Fe.
Este Tour, al contrario de los demás que hice, partió desde el muelle de Puerto Ayora, en la típica embarcación en la que se realizan estas excursiones, quizá algo más pequeña aquel día.
Después de la aburrida travesía de poco más de dos horas, arribamos a la isla y desembarcamos en Playa Escondida, en un día con un clima bastante desapacible que amenazaba lluvia, por lo que ni me molesté en sacar la cámara de fotos, porque a parte de las iguanas marinas, poco más de interés había allí. Pero el gran atractivo que tiene esta isla de Santa Fé, fue lo que hicimos a continuación, acudir en el barco hasta una playa, que hace la función de las muchas "loberías" que hay diseminadas por todas Las Galápagos.
Allí, los jóvenes lobitos marinos, nos brindaron a los que allí estábamos aquel día, uno de los "momentazos mágicos" que puedo decir que he tenido el privilegio de haber vivido.
Hace un tiempo que había colgado este vídeo en el blog, pero en este post, es el momento cronológico en el que debería haber ido.

sábado, 31 de agosto de 2019

martes, 27 de agosto de 2019

Isla de Bartolomé.


Una vez más, tomando como puerto de partida la isla de Santa Cruz, fui a conocer la Isla de Bartolomé.

A las 7:30 a.m. tomé un taxi en dirección al Canal de Itabaca, punto estratégico de Santa Cruz desde el que parten la mayoría de las excursiones a las islas e islotes más cercanos.

Este tour a isla de Bartolomé tuvo un coste aproximado de unos 150$ y lo gestioné a través, como no, de Paddy en su oficina Iguana Travel, en Tomas de Berlanga y Av. Charles Darwin. Sobra decir que lo recomiendo, sobre todo por la honestidad que me transmitió.

En el típico barco de fibra de mediano tamaño en el que se hacen las excursiones en las islas Galápagos, conocí a dos marineros muy simpáticos que me dieron charla todo el camino. Uno de ellos, Christian, un muchachote de raza negra, me hizo infinidad de preguntas acerca de mis islas Canarias, de las que ya me había dado cuenta de que en esa parte del mundo las tienen algo idealizadas, pues la creencia popular allí es algo así como que son las Galápagos del otro lado planeta...cuesta explicar que algo de ellas sí que tienen, pero que no. Que las nuestras debieron ser antaño muy parecidas, y que bien podían haberlo seguido siendo en la actualidad, pero que "la evolución" tomó otro camino radicalmente distinto,  pero no por culpa de la naturaleza, sino al ser humano.

Sea como fuere, la isla de Bartolomé sí que me proporcionó un gran "orgullo y satisfacción de ser canario", ya que la excursión a esta isla se trata de una visita altamente "geológica" y paisajística, no enfocada mayormente a la fauna y flora como lo es en otras islas, y de eso sí que se puede decir que hay gran similitud con nuestras islas y paisajes.

El guía que acompañó al pequeño grupo de turistas que desembarcamos aquel día, Mauricio, nos brindó una magistral charla acerca de la actividad volcánica y posterior proceso erosivo, responsable de la formación de este archipiélago galapagueño y de otros parecidos, como el de hawaiano o el canario, y en este punto dirigió su atención a mi persona, al haberse enterado por los marineros de mi procedencia, haciéndome muchas preguntas sobre las islas Canarias, que me dieron la oportunidad de lucir mis conocimientos al resto de compañeros del tour, los mismos conocimientos que debería tener cualquier isleño canario, acerca de las teorías del punto caliente, etc.

Mauricio y el resto del grupo me agasajaron, simplemente por ser el "turista exótico" del grupo y por un rato parecía que fuese yo el guía de grupo, en el que me cuestionaban y atendían atentamente cuando les daba las explicaciones que he aprendido desde mi niñez, hablándoles de cosas y señalándoles ejemplos prácticos sobre el terreno, como por ejemplo, del proceso colonizador de las primeras plantas que llegan a una isla volcánica joven como esta en la que nos encontrábamos, y de como van preparando el terreno para la vida en donde parece que no hay sino lava solidificada.

La isla de Bartolomé tiene una superficie de 1,2 km2 y una altitud de 114 m.s.n.m. y desde el mirador situado en el punto más alto de la isla, un cono volcánico extinto, que se asciende fácilmente gracias a la plataforma y escaleras de madera que se han instalado para que la acción del ser humano impacte lo menos posible, se puede contemplar la vista más famosa y representativa de todo el archipiélago, las Bahías Gemelas separadas por un estrecho istmo en donde se encuentra el afamado Pináculo.

A la vuelta en el barco, almorzamos espaguetis mientras nos dirigíamos a la playa, para nadar un rato en las siempre extrañamente frías aguas de Las Galápagos, e intentar divisar a la estrella particular de esta isla, el Pingüino de las Galápagos.
Yo conseguí ver dos pingüinos, que pasaron a mi lado tan veloces como torpedos y sin darme tiempo siquiera a filmarlos. No divisé ni uno más, y fui afortunado, otros ni eso.

Tampoco ayudó que el mar estuviese ese día algo embravecido, cosa que provocó las estúpidas protestas de unos turistas brasileños, culpabilizando a la tripulación del barco del estado de la mar.
La isla de Bartolomé, imágen icónica del cine, como por ejemplo la película Master and Commander, tiene que ser sin duda uno de los lugares imprescindibles si visitas las islas Galápagos. aunque solo sea por ver con tus propios ojos, uno de los paisájes mágicos que aún atesora este planeta.

viernes, 23 de agosto de 2019

Seymour Norte | Islas Galápagos.

Nuevo vídeo para nuestro Canal Youtube, que no tienes que dejar de visitar. En esta ocasión nos vamos a explorar la pequeña isla de Seymour Norte, el reino de la Iguana Terrestre amarilla de las islas Galápagos. ¡No te lo pierdas!